jueves, 3 de julio de 2008

PENSAMIENTO INICIAL

Nací un mes antes que la NASA

Quizás sea ésta la razón por la cual me siento tan atraído y ligado a esta institución. Quizás sea ésta la razón por la cual siento a sus miembros, especialmente los astronautas, como a mis héroes de la niñez.

Y no tiene nada que ver con falsos patriotismos ni con la historia. O por lo menos con la historia que nos enseñaron en la escuela. Sí tiene que ver con mi historia personal, porque siempre quise pertenecer a esa elite que busca más allá de la frontera de nuestra atmósfera los conocimientos y las razones para sentirse realizado en esta vida. Aún recuerdo la ansiedad de esperar que mi padre trajera el diario para enterarme de los últimos sucesos. Las alegrías de los alunizajes. Los miedos de lo que pasaba con la tripulación de la Apollo 13.

No lo podía compartir porque en el ámbito escolar, al igual que en la vida en mi país era, es y será muchísimo más importante el resultado de un partido de fútbol o lo que dijo tal o cual político. Quizás sea esa la razón por la cual me refugié en la lectura y el estudio.

Yo quería ser astronauta. Luego bajé a la realidad de mi entorno y me di cuenta que lo más cercano que podía llegar era estudiar algo relacionado con la ciencia y con mucha alegría abracé una carrera universitaria en Ingeniería Electrónica. Mi sueño era destacar como ingeniero y científico y poder tener una chance de llegar a la NASA. Tampoco pudo ser. No resulté tan brillante. Ni siquiera para poder terminar mi carrera o tener un trabajo que me permita vivir con comodidad.

Hoy tengo a mi alcance este maravilloso medio que es la computadora e Internet. Así puedo arrimarme a ver (no de tan lejos) ese maravilloso mundo con el cual sigo soñando a punto de cumplir 50 años. Así es como quiero compartir con Uds. esta aventura, y recordar una vez mas los hechos mas importantes de la epopeya que fue el programa Apollo.

Elegí esta parte de la conquista espacial porque es la que más recuerdo, y si bien se ha escrito, publicado y discutido mucho, quería por lo menos hacer un sitio en español, para aquellos que no pueden, no quieren o no saben leer en inglés. Algunas cosas las mantengo en su original, porque soy contrario a traducir los nombres propios, ya sea de personas como de sitios. Esto quizás te lleve a buscar esos significados e iniciar una nueva aventura para que me acompañes, o simplemente compartir gustos similares y no sentirnos tan solos.

Si no te interesa o sos de los que creen que todo el programa espacial, especialmente los viajes tripulados a la Luna son una mentira, abstenete de dejar tus opiniones en este sitio. No me interesan. Tenés otros lugares donde y con quién compartir tus inquietudes. Este sitio está dedicado a todos aquellos que tienen sueños como yo.

Rodolfo.

Buenos Aires, julio de 2008.

CONTINUARÁ . . .